PdR

Chess24

chess24.com your playground

menu2

IX Villa de Gijón: Crónica 1

Croniquilla rápida antes de volver a la sala de juego. Esto no para. Pero vayamos por el principio. La organización había dispuesto una hora para acreditarse, de 6:30 a 7:30 así que salí tranquilamente de casa a las 6:20. Cogí el coche y en diez minutos ya estaba en el Grupo, pero he ahi mi sorpresa, que ya me la temía, que no había donde aparcar. Que se queje Isra de Colloto. Coincidía el Open con el Concurso Internacional de Saltos. Estos caballos si que tienen tirón... Al final después de mil rotondas encontré sitio en la parte de atras del Grupo. Eran las 7:10. Me dirijo a la puerta trasera (no valen chistes) que es automática pero tiene videoportero. La tía dice que no me abre, que además no soy socio y llevo mochila. Caminata hasta la puerta principal con el consabido cabreo. Le iba a pedir su teléfono para preguntarle por la mañana que ropa tengo que poner que haya le plazca. Al final cuando llegué a la entrada principal me dejó pasar sin ningún problema (vaya, ahora que ya sabía que decirle). Unicamente esperar que nunca necesite mi ayuda para nada, porque.... lo va a pasar muy mal.
Dentro de las instalaciones grupistas me llevé la sorpresa de que no se jugaba en el Basho, perdón Pabellón Braulio García. Al final después de alguna vuelta y alguna pregunta llegué a la sala de juego a las 7:30.
La sala está bastante bien aunque bueno al nivel grupista habitual, es decir, sin cuidar los detalles. En algunas mesas no se ve nada bien, estamos todos unidos sin separación clara entre grupos (no digo unas cintas de terciopelo pero algo que separe a los "malos" de los "buenos", jeje). Las piezas y tableros de plástico, que esperabais. Eso no me molesta gran cosa pero sí, que en cada tablero no se correspondan los juegos. Mis peones comparados con los de mi rival parecía Falete y su ex.
Al final, la ronda empezó a las 8:15 ya que había gente de fuera que al final no vino. Por culpa de eso me cambiaron el emparejamiento y en vez de jugar con un maño al que había mirado un poco lo que jugaba, me tocó con Gatito. La partida la analizaré en otro momento. Solo adelantar que estuvimos jugando hasta pasadas las 12 de la noche. 60 jugadas en total. Al acabar otra pateada para recoger el coche porque la puerta trasera está cerrada por la noche, grrrr. A la una de la mañana llegué a mi casita. Ya estoy agobiado y solo pasó una ronda. La que nos espera....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Varios comentarios:

- Lo de la separación se jodió (con perdón) porque el número de inscritos superó con mucho las previsiones (unos 75 pensábamos) y no caben más mesas si queremos que cada partida se juegue en una diferente y separada.
- Los juegos son los de la FAPA, nos pasamos media tarde del jueves intentando arreglar los "desajustes" de piezas y ni así (la culpa no es de la Federación si no de quien devuelve los juegos así, quede claro). Podíamos haber puesto tableros de madera nuestros en el primer grupo, pero pesan un huevo para llevarlos...
- Has de mirar los amigos a los que preguntas, la puerta de atrás por supuesto estaba abierta (la mía fue la última partida en acabar y salí por ahí). No me opongo a que te guste caminar, pero no nos eches la culpa...
- Y sí, efectivamente, en el Grupo no dejan pasar con mochila a no socios a eventos que no la requieren. Esa ya sería la discusión sobre si una mochila es necesaria para jugar al ajedrez...

Saludos,
Simpa

Daniel Canteli Martínez dijo...

Lo de la separación no es mayor problemas. Ojalá la numerosa participación obligara a eso. Lo de jugar en mesas separadas la verdad es que es una gran comodidad.
Lo de los tableros de madera, aunque pesen, teniendolos estaría bien usarlos. Aunque bueno al menos los de plástico no se rayan con las malas jugadas.
Al "amigo" al que pregunté fue Marco Marino, que creo que tenía algo que ver con la organización. Evidentemente, me informó mal. Ya ves que hoy rectifiqué y pregunté a alguien realmente informado.
Quiero aclarar que en la mochila no llevaba cloratita, sino una frugal cena. Es lo que nos pasa a los que no tenemos reservas en el estómago...
Por lo demás el torneo fue realmente placentero y ya felicité a quien correspondía.
Un saludo.