PdR

Chess24

chess24.com your playground

menu2

Partida

Hodgson,Julian M (2590) - Yermolinsky,Alex (2560) [A45]

Hastings 9596 Hastings (5), 1996

1.d4 ¤f6 2.¥g5 Ésta es el arma favorita de mi rival, y estaba bastante consciente de los peligros que me esperaban. A pesar de eso, ningún jugador debería abandonar nunca sus aperturas por temor a la superior preparación del rival. A menudo veo a mis alumnos entrar en lineas inferiores porque, '¡Oh! Yo no quería jugar una variante normal, le he visto jugar esta cosa muchísimas veces...' Les daré a conocer un pequeño secreto, ¡yo estudio variantes teóricas con la esperanza que mis rivales las evitarán! Nada hace tan feliz a un GM como cuando su menos experimentado rival se vuelve 'creativo' desde las primeras jugadas. No cometan este error. Si piensas que tus aperturas son buenas, ¡juégalas contra cualquiera, especialmente contra grandes maestros!Es interesante mencionar que cometí este error en mi anterior encuentro con Julian Hodgson (Grand Prix de la PCA, New York 1995) donde decidí evitar 2.Ag5 y respondí a 1.d4 con 1...e6. De inmediato siguió 2.e4 y me encontré en la Defensa Francesa, una apertura que a veces juego, pero por la cual no tengo ningún afecto especial. Disgustado, perdí aquella partida de manera lamentable. 2...¤e4 3.¥f4 [Durante años Julian estuvo experimentando con 3.h4!? Se apuntó algunas victorias sensacionales sobre jugadores más débiles, quienes capturarían en g5 demasiado temprano y sin ningún objetivo particular a la vista. Sin embargo, yo sabía que esa jugada puede resultar de doble filo 3...c5 4.d5 £b6 y las blancas prácticamente están obligadas a sacrificar un peón con 5.¤d2÷ (inconsecuente es 5.£c1 e6 y el caballo no puede ser expulsado 6.f3? ¤g3) ] En los últimos pocos años, después que esta variante se volvía de moda, muchos jugadores cayeron bajo su hechizo, y yo no fui la excepción. La jugué dos veces con piezas blancas (contra jugadores de nivel 2350–2450; todavía no me atrevería a intentarla contra alguien de mi propia fuerza) ¡y gané ambas partidas fácilmente! Pero, una vez más, nunca he estado seguro de su verdadero valor. Qué mejor posibilidad que intentarla frente al 'padre fundador', GM Julian Hodgson, para que él mismo probara sus posibilidades. Esta audaz jugada elevó mi espíritu durante el juego. Cuando Julian jugó la menos aguda 3.Af4 sentí que me había apuntado una victoria psicológica. 3...d5 [En la continuación de la partida las blancas están dispuestas a perder algunos tiempos para atraer a las piezas negras a casillas vulnerables. Por ejemplo: 3...c5 4.d5 (4.f3 £a5+ 5.c3 ¤f6 6.¤d2 cxd4 7.¤b3 £d8 8.cxd4 también es posible; las blancas entonces mueven su caballo de rey a c3, obteniendo una versión favorable de la Variante del Cambio de la Defensa Eslava)) 4...£b6 5.¥c1! g6 6.f3 ¤f6 7.e4 d6 8.c4 ¥g7 9.¤c3 y aquí la jugada adicional Dd8-b6, efectivamente, perjudica a las negras al bloquear su propio peón b y exponer a la dama al ataque después que las blancas jueguen una combinación de Tb1, Ae3 y b4] 4.e3 [Julian continúa haciendo algunos ajustes sutiles. Aquí él solía jugar la variante aguda 4.f3 ¤f6 5.e4!? (o 5.¤c3 ) Yo poseía cierta experiencia agradable contra esta idea de una partida del Cto USA 1995 contra Joel Benjamin 5...dxe4 6.¤c3 e3!? Al rehusar el gambito las negras alcanzan algunas metas importantes: mantienen cerrada la columna f, privan al caballo rey blanco de su natural casilla f3, y se ponen al día en el desarrollo. Posteriormente tuve una sensación: yo sabía que estaba jugando una Caro-Kann, mientras Joel no tenía idea de lo que estaba haciendo. Mi éxito en esa partida me brindó confianza en la jugada 3...d5, y me sentí listo para jugarla de nuevo. ¡Si no se rompe, no lo arregles!; 4.e3 es una jugada tranquila no exenta de veneno. Se invita a las negras a jugar 4...¥f5 donde los peones blancos expulsarán todo a su paso 5.f3 ¤f6 6.g4 ¥g6 7.h4 h6 8.¤c3 e6 9.h5 ¥h7 10.¥d3 ¥xd3 11.£xd3 ¥d6 12.¤ge2 seguido de enroque largo con posibilidades algo mejores para las blancas. Julian ha ganado muchas partidas que comenzaron de manera tan inocente.La habilidad para anticipar los planes del rival es muy importante en el ajedrez. Respondí con una jugada más modesta sin darle ningún objetivo concreto.] 4...e6 5.¥d3 b6!? Las negras poseen aquí algunas alternativas buenas, tal como [5...¥d6 o; 5...c5; 5...b6 Mi respuesta es muy provocativa. Las negras quieren apoyar el caballo centralizado después de 6.¤d2 ¥b7 pero permiten a las blancas obtener una peligrosa ventaja en desarrollo.] 6.¥xe4 dxe4 7.¤c3 Diagrama


Esto es lo que esperaba. Julian Hodgson es un jugador muy imaginativo a quien le gusta tomar la iniciativa tan pronto como sea posible. 7...¥b4!? [Aquí tras la esperada 7...¥b7 8.£g4 él habría conseguido su objetivo primario. Las negras tienen dificultades a causa de la fuerte presión contra g7, y el intento de traer el caballo al rescate con 8...¤d7 se topa con (Para las negras la única posibilidad es ser agresivas 8...h5! 9.£h3 (9.£g3 h4 10.£g4 entonces 10...¤d7 se vuelve posible 11.¤b5 (11.¥g5 ¤f6 12.¥xf6 £xf6! 13.¤xe4? £f5 14.£xf5 exf5) 11...¤f6 12.£e2 ¤d5) 9...g5!? 10.¥e5 ¦h6 11.0–0–0 ¤d7

A pesar de su apariencia desagradable, la posición de las negras es completamente jugable. La dama blanca está fuera de juego, es difícil jugar f3 (debido a la falta del alfil de casillas blancas) y si las negras tienen tiempo para realizar las jugadas obvias Ce5, De7 y Ag7, podrían tener la iniciativa.En su conjunto, la posición es difícil de evaluar, porque hay demasiados factores a tener en cuenta; la ventaja en desarrollo de las blancas y el fuerte alfil negro de casillas blancas son sólo dos de ellos. Dinámicamente, puede resultar para cualquiera de los dos. Durante la partida no podía estar seguro de nada, y tenía que confiar en mi intuición. Ella me decía que debía elegir una continuación aún más complicada. Aparentemente, mi confianza estaba aumentando a medida que el juego progresaba.) 9.£g3! (pero no 9.¤b5 ¤f6 10.£g3 ¤h5! 11.¤xc7+ ¢d7 12.£g4 ¤xf4 13.¤xa8 ¤g6µ) 9...¦c8 10.¤b5 Mientras tanto las blancas están listas para enrocar largo, llevando la torre a la columna d. Las amenazas tales como Af4-g5 y Cg1–h3-g5 también pueden considerarse peligrosas.] 8.£g4 [Los estadistas de café podrían sugerir la cautelosa 8.¤ge2 pero entonces la dama blanca no va a g4, y la partida se reduce a una aproximada igualdad tras 8...¥b7 9.a3 ¥d6] 8...0–0 Diagrama



9.£g3? El momento crítico de la partida. Debido a la amenaza e5 (esa es la razón para que el alfil permanezca en c8) las posibilidades de las blancas están limitadas a 9.Ae5,9. Ah6 y la textual. Ambas jugadas de alfil conducen aparentemente a la captura del peón e4, pero las complicaciones siguientes son enormes. [9.¥h6 £f6 10.£xe4 e5! Diagrama



Mi rival también vio esta idea, una jugada fantástica dirigida a establecer el control sobre la casilla c6 en la variante (las alternativas a e5 son demasiadas timoratas, por ejemplo 10...¥d7 11.£xa8 ¥c6 12.£xa7 ¥xg2 13.¥f4 ¥xh1 14.£xc7 escapando con un par de peones de ventaja) 11.£xa8 a) 11.dxe5 £xh6 12.£xa8 ¥xc3+ 13.bxc3 ¤c6 y la dama blanca está atrapada; b) 11.¤f3!? una jugada dinámica que adhiere a la regla de oro: ¡primero el desarrollo! 11...£xh6 (11...gxh6? 12.£xa8 exd4 13.¤xd4 c5 14.£f3! y la dama regresa con ganancia de tiempo) 12.£xa8 exd4 13.¤xd4 c5 14.a3 (el intento de conservar todo el material con 14.¤db5!? resulta contraproducente tras 14...¥a6 15.¤xa7 £f6!) 14...cxd4 15.axb4 dxc3 16.£xb8 cxb2 17.¦b1 y las blancas parecen sostenerse. No obstante, no es necesario amedrentarse si se llevan las piezas negras. Puede continuarse con 17...£f6 18.0–0 ¥a6 19.£xa7 ¥xf1 20.¢xf1 £d6! ganando los peones del flanco rey; 11...exd4 12.£f3 (resulta insatisfactorio para las blancas 12.exd4 ¤c6 13.¥e3 ¥xc3+ 14.bxc3 ¥a6 15.£xf8+ ¢xf8 las negras tienen buenas posibilidades de ataque: la dama coordina bien con el alfil, y el caballo pronto se dirigirá a c4) 12...£xh6 13.exd4 (es interesante aqui 13.a3!? intentando mantener cerrada la columna e; sería entonces aconsejable que las negras jugaran para conseguir compensación después de 13...¥xc3+ 14.bxc3 dxe3) 13...¦e8+ 14.¤ge2 (14.¢d1!? es más combativa, pero 14...¤c6 brinda a las negras un poderoso ataque contra el indefenso rey clavado en el centro, por ejemplo 15.¤ge2 ¥a6 16.¦e1 ¦d8 17.d5 ¤e5 18.£e3 £xh2) 14...¥xc3+ 15.£xc3 ¥a6 16.0–0 ¥xe2 17.¦fe1 £d6 las negras han ganado una pequeña ventaja material, la cual le brinda las mejores posibilidades una vez que desclaven su alfil después de, digamos 18.¦ad1 ¦e6 19.¦d2 ¥c4; 9.¥e5 f6 10.£xe4 fxe5 11.£xa8 exd4 12.0–0–0 ¥xc3 Diagrama



y las blanccas una vez más se hallan en una encrucijada 13.£xb8 (13.bxc3 £d6 14.¦xd4 £a3+ 15.¢b1 ¤d7 16.¦f4 (16.¤e2 ¤c5 17.¦f4 ¦e8!? 18.£c6 ¥d7 19.£xc7 e5 parece bueno para las negras) 16...¤f6 (16...¦e8 17.£c6; 16...£xc3 17.¦xf8+ ¤xf8 18.¤e2 £b4+ 19.¢a1 ambas favorecen a blancas) 17.£c6! ¥d7 18.£c4 c5 19.¤e2 b5 20.£b3 £a6 21.¦d1 £c6 no es claro todavía, aún admitiendo el éxito de las blancas en rechazar la iniciativa de las negras.) 13...£d6 (13...£d5 muy probablemente lleva al empate después de 14.bxc3 £xa2 15.¤e2 e5 16.£xc7 ¥f5 17.cxd4 ¦c8 18.£xc8+ ¥xc8 19.dxe5) 14.¤e2 ¥xb2+ 15.¢xb2 ¥a6 16.£xa7 (el final tras 16.¦xd4 ¦xb8 17.¦xd6 cxd6 favorece a las negras) 16...£b4+ 17.¢a1 ¥xe2 18.¦xd4 £c3+ 19.¢b1 c5 las negras tienen cierto juego, pero difícilmente para más que un empate] Hay una verdadera jungla ahí afuera, ¿no es cierto? Pero existen algunas directivas para guiarse:1. Las negras demoran la captura en c3, porque el caballo blanco puede ser atacado con un peón;2. Las negras intentan mantener la dama blanca embotada en la esquina del tablero, para cuando sea necesario, tener la oportunidad de Aa63. Las blancas necesitan desarrollarse Cf3 o Ce2 tan pronto como sea posible;4. Las blancas aceptan de buen grado cada cambio de piezas, pues de ese modo aminoran las posibilidades de ataque de las negras.El resto son variantes, golpes tácticos, ataques y defensas. Hay un montón de cosas para ver u omitir, los errores garrafales son también bastante probables; pero, en mi opinión, las posibilidades de ambos bandos son aproximadamente iguales. Suponiendo que ambos mantienen la calma, un empate sería el resultado más probable.Mi rival observó algunas de las variantes presentadas anteriormente, y no le agradó la dirección que tomaría la partida. Si hubiera aceptado el reto, las blancas habrían tenido que defenderse. Julian no solamente odia tener que defenderse; en este caso particular él pensó que tenía la iniciativa tras 6.Ae4 de4; 7.Cc3. Le molestaba el hecho de tener que calcular todas esas peligrosas variantes, y perdió el control sobre sus emociones. Sencillamente, no aguantó más. ¿El resultado? Realizó una jugada mala. 9...¥xc3+! Ahora las negras pueden despedirse de su alfil, porque el juego subsiguiente se lleva a cabo sólo sobre las casillas blancas. Resulta irrelevante el hecho de que las blancas puedan ganar el peón c7. 10.bxc3 ¤c6 11.¤h3 Diagrama



[11.¥xc7? £d5 12.£d6 £c4 13.¤e2 ¥b7 14.-- ¦ac8 las blancas están totalmente paralizadas. Pienso que Julian experimentó un brusco despertar a causa de estos temas.] 11...¥a6 12.f3 Diagrama



Las blancas no tienen otra posibilidad que la textual. El enroque largo ha sido desalentado dada la estructura destrozada de peones blancos en el FD, mientras que el alfil negro de casillas blancas impide la opción de enrocar corto. Ahora las blancas recurren al intento de conectar artificialmente sus torres. El rey obtiene una casilla de escape en f2, y el baluarte negro en el centro está bajo ataque. No puede pedirse más de tan solo una jugada. 12...exf3 [Aquí hice caso omiso de comenzar una larga cacería del rey 12...f6 13.fxe4 e5 14.dxe5 fxe5 15.¥xe5 ¤xe5 16.£xe5 £h4+ 17.¢d2 ¦ad8+ 18.¢c1 ¦fe8 19.£f4 £e7 Esa sería la elección de muchos jugadores de ataque, sin pensamientos secundarios para arrepentirse.Estaba listo para ir a por él, pero entonces accidentalmente tropecé con una larga variante qeu tenía un imprevisto giro táctico al final. Comprobé mis cálculos y decidí fusilarlo ¡Esto casi sucede en la partida! Puede que hay sido mi día de suerte: ¡dos veces aposté en adivinar las intenciones de mi rival, y las dos veces acerté!] 13.gxf3 f6 Las negras están a punto de cubrir la casilla g7 y continuar con sus planes: Ca5-c4, c5 y e5. La desesperación está cercca de apoderarse de las blancas; necesitan hacer algo activo. 14.¥h6 ¦f7 15.¦g1 £e7 16.¤f4 ¢h8 17.£h4 [Sólo en este momento Julian se dió cuenta de que la proyectada 17.¥xg7+ ¦xg7 18.£xg7+ £xg7 19.¦xg7 ¢xg7 20.¤xe6+ ¢f7 21.¤xc7 no recuperaría la pieza debido a 21...¦g8! El final con tres peones (todos rotos e inmoviles) por el alfil no parecía promisorio 22.¢f2 ¥c4 23.a4 ¦g5 24.-- ¦a5 25.-- b5–+ Cuando Julian vio todo esto era demasiado tarde para cambiar el rumbo, pues el alfil no tiene casillas de escape.] 17...gxh6 18.£xh6 ¦g8 19.¤g6+ [Es demasiado lento el tardío intento de conectar las torres con 19.¢f2 Las negras se defienden fácilmente con 19...¦fg7] 19...¦xg6 20.¦xg6 Las blancas han recuperado parte del material sacrificado y ahora tienen la esperanza de dar larga batalla después de Rf2, Tag1, etc. Nunca tendrán esa posibilidad. 20...£a3! Diagrama


21.¢d2 [El contraataque se acaba 21.¦xf6 £xc3+ 22.¢f2 (22.¢d1 ¤xd4) 22...£d2+ 23.¢g3 ¦g7+ 24.¢f4 e5+! 25.dxe5 £b4+ 26.¢f5 ¤e7+ 27.¢e6 ¥c8# Las negras poseen también una bonita contrarreplica defensiva; 21.¦d1 £xc3+ 22.¦d2 ¤e7! 23.¦xf6 ¤g8 considerando todo esto, la partida está terminada.] 21...¤e5! [21...¤e5 no es realmente diíficl calcular 22.dxe5 ¦d7+ 23.¢e1 £xc3+ 24.¢f2 £xc2+ 25.¢g3 £xg6+] 0–1

Extracto de El camino hacia el progreso (2)

"Una falla en producir las mejores jugadas en una posición ganadora es algo bastante malo en sentido ajedrecístico, pero podrías no tener una segunda oportunidad, pero es el impacto psicológico el que nos asesta un golpe mortal.
A menudo, vuelvo una y otra vez (mentalmente) a la posición crítica, aun cuando la partida todavía esté jugándose -un rasgo muy humano-. Tan pronto como comprendo que podría haber terminado hace un largo tiempo, el sentido de autofastidio comienza a interferir con mi proceso de sentimiento. En lugar de trabajar en la solución de los problemas actuales, tengo tendencia a castigarme duramente a mí mismo, básicamente por haber creado ese desorden. Aunque este fenómeno puede ciertamente atribuirse a la falta de autodisciplina- otro área que puede requerir algún trabajo- prefería no ocuparme de este problema muy a menudo. Es bastante difícil continuar jugando en pleno potencial cuando se está de mal humor. Sin duda, sentirse mal con uno mismo durante una partida de ajedrez es un camino seguro hacia la derrota."

Extracto de El camino hacia el progreso

UNA VISTA PRELIMINAR DE LO QUE VERDADERAMENTE TRATA ESTE LIBRO

"Lo admito, de vez en cuando juego una partida que realmente me deja desconcertado.¡Es como si no pudiese creer que arruinara una posición tan buena! Para alguien que toma su ajedrez muy seriamente éste podría ser una experiencia muy decepcionante que lleve a noches de insomnio, una sensación general de fastidio y una perdida de confianza.
Por otro lado, me doy cuenta de que esas partidas podrían llegar a ser un valioso material de aprendizaje. No es un secreto que los ajedrecistas nos alegremos mucho cuando ganamos, tanto que tendemos a::
  • menospreciar los problemas que nuestros rivales podrían habernos presentado con una resistencia más decidida;
  • pasar por alto todas las variantes inciertas mientras comentamos la partida o la mostramos a nuestros amigos; y globalmente,
  • a perder nuestro sentido de la objetividad.
Las partidas ganadas son buenas para fanfarronear, mientras que las partidas perdidas son buenas para estudiar. A pesar que a veces odio hacerlo, estudio todas mis partidas, incluyendo las que perdí, las estudio para descubrir lo que verdaderamente sucedió. En cualquier caso, podría ayudarme a evitar cometer los mismos errores en el futuro.
¿Cómo puede desvanecerse una ventaja?¿Cómo puede una buena posición transformarse en mala? De muchas maneras. Una de ellas es la más simple y frecuente: el error garrafal. Los errores garrafales son suficientemente buenos (malos) para echar a perder cualquier posición. Puedo decir muchas cosas acerca de los errores garrafales y qué los provoca, pues por supuesto tengo mi cuota de ellos, pero, tú sabes que existen manera más lentas y dolorosas de arruinar los frutos de nuestro trabajo. Éstas son mucho más difíciles de detectar, porque requiere más coraje admitir las imperfecciones en ciertas áreas de la habilidad ajedrecística, antes de que simplemente definirlas como las infrecuentes faltas de concentración que de hecho son los errores garrafales. Entonces, ¿estás cansado de engañarte a ti mismo y quieres dar el siguiente paso? Muy bien, pero cuidado, una vez que analices tus partidas en detalle, podrá no gustarte lo que veas"

El camino hacia el progreso de Alex Yermolinsky Ed. Gambit 1999

Libro recomendado: El camino hacia el progreso en ajedrez

El excelente libro "El camino hacia el progreso en ajedrez" de Alex Yermolinsky está repleto de capítulos magistrales para la comprensión del pensamiento de un GM profesional. Es un libro que no hay porqué leerlo de forma ordenada, sino que se puede abrir por cualquier página y disfrutar de los comentarios de Yermo. El autor es tremendamente sincero y modesto, algo bastante raro tratándose de una colección de sus mejores partidas. Las sinceras palabras que sirven de introducción podrán servir de acicate a más de uno.

"El libro que se prepara a leer esencialmente es una colección de partidas de Alex Yermolinsky y análisis que he realizado en el transcurso de mi labor diaria, que comenzó hace mucho tiempo.
Habiendo comenzado a asistir a un club de ajedrez juvenil a la edad de 8 años, fui señalado como un niño promisorio, pero difícilmente un prodigio -pienso que en las primeras etapas de mi carrera mis resultados no se correspondían al tiempo y esfuerzo que le dedicaba- y constantemente otros niños me aventajaban. Ellos pasaban rápidamente por todas las categorías hasta el nivel de primera, mientras yo demoraba un año o más para cada paso. Esto era lo más frustante en esa época, pero tampoco hay mal que por bien no venga. Logré jugar muchas partidas contra una oposición respetable, y unos pocos torneos en cada categoría, hasta que estuve complentamente preparado para continuar avanzando. Y habiendo avanzado una etapa, ya era bastante bueno para competir en el nuevo nivel, o, al menos, para evitar descender. Este tipo de ascenso lento, aún siendo altamente atípico para un futuro gran maestro, tiene su mérito. En cualquier caso, realicé un buen trabajo preparándome para futuras desilusiones y frustaciones por las que necesariamente se atraviesa en una larga carrera ajedrecística.
La escuela soviética de ajedrez era fuerte en cantidad. Había muchos niños talentosos en nuestro club de ajedrez, y muchos más en todo el país, pero sólo un puñado de nosotros llegaría a ser gran maestro. Cuál es el criterio decisivo para un futuro éxito y por qué -no lo sé. En lo que a mi respecta, pienso que di mi primer paso en ese largo camino en 1972, cuando cumplí 14 años. No recuerdo quien fue, y cómo él o ella lograron convencerme - o quizás simplemente tomé la autobiografía de Alekhine, el único libro de ajedrez que tenía en aquella época -pero un día empecé a recopilar mis partidas. Hoy, con la ayuda de la computadora personal, esto es algo que hace todo principiante, simplemente por el deseo de ver una base de datos llamada 'Mis partidas' junto a 'Kasparov con blancas' o 'Finales de Karpov'. No se avergüence, no hay nada malo en considerarse a uno mismo como un ajedrecista. En realidad, es un buen comienzo, y estaré hablando sobre sus beneficios de principio a fin de este libro.
Como sea, sólo quise señalar que no era una proeza fácil, en un momento en que las planillas no tenían copias carbónicas, y a menudo eran reemplazadas por un pedazo de papel. Para mi genuina sorpresa- pienso que mi madre también quedó impresionada- esta nueva tarea terminó felizmente, y pronto comencé a ingresar una enorme cantidad de partidas en un grueso cuaderno de notas, junto con resultados, tablas de posiciones y estadísticas. En retrospectiva, creo ahora que los beneficios fueron casi instantaneos. Empecé a adquirir:
  • un verdadero sentido del objetivo de mi carrera ajedrecística, pues pude establecer mis metas a corto y largo plazo;
  • una sensación de que estaba haciendo las cosas bien o mal, dependiendo de los progresos y retrocesos de mis resultados en los torneos;
  • algunos hábitos de trabajo necesarios que son indispensables para todo ajedrecista, digamos, la habilidad para sentarse y concentrarse-aún en una pequeña tarea, tal como copiar las partidas propias.
La calidad de mis análisis se fue deteriorando. Pronto adquirí el hábito de copiar, junto con la planilla de partida, algunas de las variantes que había calculado durante el juego, incluyendo las cosas que mi rival y yo vimos durante el post-mortem, aunque rara vez hice un trabajo serio después de la partida para verificar su validez. En su mayor parte, mis notas quedaron en un nivel de sugerencias de una sola jugada y comentarios empleando la simbología del 'Informador'. Aquí es donde la mayoría de la gente se detiene, pues el deseo de ver aparecer sus propias partidas en la pantalla de la computadora eventualmente se satura, y no hay incentivos para realizar trabajos adicionales en algo que no se notará ni un poquito mejor, sin importar lo que se haga. Me sentí de la misma manera por un largo tiempo. Las partidas estaban allí, también reunía bonitos cuadros estadísticos cada años, y eso era todo. Necesitaba dar el siguiente paso, y eso era todo. Necesitaba dar el siguiente paso y profundizar mi análisis. Lentamente, el verdadero propósito de mi trabajo había comenzado a perfilarse, a medida que notaba que mis partidas ocupaban más y más espacio en mis cuadernos de notas.
A pesar de eso, mis comentarios de partida permanecían en un nivel de notas personales, que nunca se elevaban al nivel de una partida comentada profesionalmente, aun cuando estaba adquiriendo alguna experiencia en este tipo de tarea. Habiéndo cumplido el papel de ayudante de Irina Levitina durante su fantástica carrera en el ciclo del campeonato mundial femenino de 1982-4, escribí más tarde unos pocos artículos sobre sus encuentros contra Nona Gaprindashvili, Nana Alexandria y Lidia Semiónova para la revista en idioma ruso Shajmaty, que se publicaba en Letonia. Los artículos fuero un éxito, demostrando que había adquirido alguna destreza para comentar partidas de ajedrez, pero no pude convencerme a mí mismo de que tal tarea debía ser hecha con cada partida que jugase.
Así fue hasta 1986. En aquel tiempo ya era un jugador consolidado en algún lugar entre un fuerte MI y un débil GM, aún no poseyendo ningún título internacional. Podría referirme a la falta de oportunidades puestas a mi disposición por el estado soviético, pero, honéstamente, no estoy seguro que mereciera muchas de ellas. Año tras año, pasé a través del mismo sistema de torneos clasificatorios, sólo para demostrar una vez más que era lo bastante bueno para alcanzar la Primera Liga del Campeonato de la URSS, pero no lo suficientemente bueno para llegar a la Liga Superior. Siete años, lo intenté durante siete años, ¡y de vuelta a comenzar cada primavera! Bien, la competencia era dura, con muchos jugadores talentosos dándose de cabeza con el otro, y algunos talentosos verdaderos irrumpiendo de vez en cuando. Me sentía como de vuelta en mis años juveniles, cuando en cada torneo había alguien, no yo, dando el siguiente paso. Creo que fácilmente pude haber abandonado el ajedrez, pero para mi sorpresa nunca lo hice.
El problema que debía reconocer era el estancamiento de mi desarrollo. Simplemente, no iba a ninguna parte. No era que me faltara experiencia -tenía 28 años de edad entonces, y había estado jugando ajedrez por cerca de 20 años- sino la triste comprensión de mi juego no estaba mejorando. En búsqueda de inspiración decidí seguir el consejo que más comúnmente uno puede encontrar en los trabajos de Alekhine (mi jugador favorito) y Botvinnik (uno de los menos favoritos), que en pocas palabras puede enunciarse así- estudiar las partidas propias. Desde entonces, cada partida que jugué fue comentada extensamente.
¿Quieren dar un vistazo? Sean mis invitados."

MVP: Clasificación final

La última ronda enfrentó a los dos primeros clasificados, Tomatillo y Kikín. La victoria del primero le reafirmó aún más como lider y relegó al grupista al tercer puesto.

1 Gonzalez Menendez Ivan UNI 6 74
2 Recuero Guerra Javier UNI 4 54
3 Alvarez Fernandez Enrique GCC -6 51
4 Boudy Bueno Julio Leonardo GCC 7 49
5 Recuero Guerra David UNI 8 45
6 Agüera Naredo Javier GCC -8 39
7 Baragaño Campa David NAR 0 36
Ceñal Gutierrez Ruben GCC -4 36
Lopez Rodriguez Hector SIE 1 36
Roiz Baztan David UNI 7 36
11 Alonso Alvarez Aitor UNI 5 35
12 Lobo Rodriguez Jesus Angel O93 1 33
13 Rodriguez Uria Julio Ant¦ GCC -3 32
14 Garcia Del Rey Senen RIC 29
15 Quidiello Prado Manuel
SIE 28
Vigil Alvarez Luis Javier SIE 0 28
17 Marcos Pinto Luis NAR 1 26
18 Fernandez Torre Ivan GCC 1 25
Gonzalez Pruneda Arturo O93 25
Marino Bravo Miguel Angel G64 6 25
Menendez Rey Javier GCC -5 25
22 Llaneza Vega Marcos NAR 8 20
Suarez Calvo Alesandra ENS 4 20
24 Fidalgo Fernandez Javier GCC 1 19
Iglesias Leon Fco. Javier G64 1 19
Vega Viejo Marcelino O93 0 19
27 Castelao Rodriguez Samuel MIE 1 15
Menendez Fernandez Sergio MIE 6 15
Muñiz Rubiera Jose Luis MIE 3 15
Sierra Canosa Francisco UNI 15
31 Busto Prendes Abel G64 -4 13
Fidalgo Fernandez Lucia G64 13
Santos Folch Adolfo O93 1 13
34 Acebal Muñiz Antonio CAO 1 12
Andres Gonzalez Ivan UNI -7 12
Cascudo Pueyo Ignacio NAR 7 12
37 Corredor Pravia Marcelino
ENS 6 10
Martinez Rodriguez Pablo NAR 10
Perez Ramos Fernando M CAO -4 10
40 Guerrero Olmos Sergio G64 9
41 Brosa Alvarez Ricardo CAO 8 8
Lana Prieto Jose Ramon O93 8
Montes Gutierrez Ignacio UNI -1 8
Santos Latasa Jaime NAR 2 8
45 Fanjul San Miguel Jose Luis PMO 4 7
46 Alonso Torno Vicente SIE 6
Aparicio Garcia Enrique NAR 6 6
Bazan Solera Manuel UNI 6
Montes Vazquez Sergio G64 6
Sanchez Repullo Daniel UNI 0 6

Libro recomendado: Siluetas del ajedrez ruso

El libro que comentaré en este post es la mayor sorpresa que me he llevado nunca con un libro de ajedrez. Es el libro que todo el mundo quiere leer o al menos yo. Ya prometía cuando, ojeandolo, observé que no tenía ni una sola partida, ni tan siquiera un solitario diagrama. Eso me dió el impulso necesario para comprarlo. Una vez metido en materia es increible. El libro está muy bien escrito, que a veces, en los libros de ajedrez se echa de menos.
Su autor, Gennadi Sosonko, escribe lo siguiente:
"Cada vez que fallecía uno de aquéllos sobre los que se ha escrito este libro, yo sentía ganas de leer cosas acerca de él. Más tarde me di cuenta que quería leer sobre lo que yo conocía de cada uno; más que eso: sobre lo que sólo yo conocía. De ahí este libro".
El libro es, pues, un anecdotario sobre algunos de los más grandes campeones de los últimos años. Iremos poco a poco desgranando cada campeón.

Comprar

Cto Equipos: análisis final.

Finalizó el Campeonato de Asturias por equipos con emoción hasta el final y victoria grupista. No voy a discutir si es un justo o no vencedor. Es el que más puntos hizo y, al final, eso es lo que cuenta. Que tuvieron sus dosis de suerte, de acuerdo, pero eso siempre es necesario. Estuvieron a tiro del Uni cuando estos pincharon contra los Siderúrgicos.
El Universidad tuvo los siguientes problemas: un día malo, malo que dió vida a los grupistas y demasiadas ausencias por compromisos nacionales e internacionales de algunos de sus miembros (los inconvenientes de ser bueno)
El GCC, sin embargo, mantuvo el bloque titular todo el torneo supliendo las ausencias con dos suplentes con garantías. Por otra parte, el enfrentamiento con el otro equipo de la sección fue, este año, providencial. Si en ocasiones pasadas el "fuego amigo" causaba más daño que sus rivales, en este les dió el colchón de puntos necesario para afrontar el temible duelo final.
Se podrá discutir la honradez de este enfrentamiento pero no la legalidad. Puede parecer "extraño" que el Grupo 64 lleve a 7 jugadores, diversos suplentes jugando mientras los titulares observan las partidas, que adelanten la alineación, etc. pero en todo ello no hay nada ilegal.
El GCC es consciente de su inferioridad y tiene que recurrir a todo lo legal (y a veces ilegal) para ganar esta guerra de guerrillas. Aun con todo eso gana un campeonato cada cinco años así que no deberían saltar las alarmas.
Ahora bien, si difícil es saber perder más complicado aún es saber ganar. Y en esto los grupistas no consiguen enmendarse. Cambian los delegados pero las formas (malas) permanecen.
Las declaraciones previas y posteriores del delegado universitario, Jesgar, en www.damanegra.com no fueron acertadas, no cabe duda. No se puede acusar al GCC de los propios errores. El Uni lo tenía en su mano y perdió por errores propios (o aciertos del Ensidesa). Ahora bien, la respuesta del novel delegado grupista, Simpa, fueron aún peores. En su propio blog, actualizado para la ocasión, empieza quejandose de las malas formas rivales para acabar él mismo agravando las situación con el clásico "y tu más".
En fin, el tema no da para más. Felicitaciones por el campeonato a Javier Agüera y a JMR, animo a los universitarios para que levanten la moral, aunque fijo que ya olvidaron este torneo y ya están pensando en como celebrar la próxima victoria y, especial enhorabuena a los chavales del Naranco por su merecidísimo tercer puesto. Si mantienen el bloque en dos o tres años lucharán por el título. Ya lo vereis.

MVP (después de 10 rondas)

1 Gonzalez Menendez Ivan UNI 7 68
2 Alvarez Fernandez Enrique GCC 8 57
3 Recuero Guerra Javier UNI 5 50
4 Agüera Naredo Javier GCC 10 47
5 Boudy Bueno Julio Leonardo GCC 7 42
6 Ceñal Gutierrez Ruben GCC 6 40
7 Recuero Guerra David UNI 10 37
8 Baragaño Campa David NAR 36
9 Lopez Rodriguez Hector SIE 1 35
Rodriguez Uria Julio Ant¦ GCC 3 35

Las espadas en alto, aunque Tomatillo necesita sólo unas tablas para proclamarse MVP. Los últimos malos resultados de los universitarios unido al buen final grupista ha encaramado a 5 de estos entre los diez primeros. Baragaño no ha podido jugar esta jornada pero continúa en una meritoria octava plaza. El sabado se decide todo. Hasta entonces.

Palos de ciego

La FIDE, fiel a su ya habitual teorema de la improvisación ha decidido modificar las reglas para las próximas olimpiadas (entrarán en vigor en Dresden 2008).
En primer lugar equiparará ambas competiciones, masculina y femenina, en número de tableros. De esta forma los equipos estarán compuestos por 4 titulares y un suplente. Las chicas, por tanto, jugarán un tablero más. La reducción de un suplente en la competición masculina quizás beneficie a los equipos menos fuertes ya que las rotaciones de equipos como Armenia o Rusia eran impresionantes.

El número de rondas se reducirá a once aplicando el suizo acelerado en las dos primeras rondas. De esta forma, pese a reducirse en dos rondas el torneo, los enfrentamientos de las primeras rondas ya serán bastante igualados.

La principal novedad es que los puntos no se contabilizarán por partida ganada sino por match. Es decir, que te dan dos puntos por encuentro ganado (independientemente de que ganes 4 a 0 que 2,5 a 1,5), uno por empate y cero por derrota. El desempate primero será el Sonnenborn-Berger, que puntua la suma de los puntos de tus oponentes (salvo el peor) multiplicado por el resultado de tu match. De esta forma se pondera la fuerza de tus rivales y la solvencia al puntuar con ellos. Este desempate parece, a priori, bastante interesante.
Como segundo desempate se usará el Bucholtz Brasileño (restando el peor resultado)

A la hora de emparejar se tendrá en cuenta la clasificación de cada ronda tal como se explica en el punto anterior. Me gustaba más que se tuviera en cuenta el ranking medio de tus rivales a la hora de emparejar. De todas formas mejor que el habitual si que es. No entiendo porque el ranking inicial tiene que tener tanta importancia en los pareos.

Veremos que aceptación tiene este sistema.

Propuesta de nuevo formato para los torneos

Pavel Tregubov, directivo de la Asociación de ajedrecistas profesionales (ACP) ha enviado a la FIDE una interesante propuesta para reorganizar los openes veraniegos. La traducción es mía por lo que no se ajusta completamente al original pero facilita su lectura.

"Reforma de torneos abiertos

A comienzos de los años 90, las condiciones para los titulados disminuyeron de forma dramática al tiempo que los premios se mantenían al mismo nivel en la mayor parte de los abiertos tradicionales. Esto sucedía en un contexto mundial de aumento de la inflación. El resultado es que para los ajedrecistas profesionales cada vez tiene menos sentido participar en torneos abiertos. Solamente unos pocos pueden aspirar a obtener su recompensa por 9-11 días de trabajo. Para la mayoría de los profesionales, los abiertos han dejado de ser rentables.

El objetivo de nuestra propuesta es modificar la estructura de aquellos abiertos donde los aficionados constituyen el grueso de la participación. Principalmente se trata de reducir el período laboral de 9-11 días a 2 ó 3 en los torneos donde no se garantiza a los profesionales que vayan a obtener ganancias. (Mis agradecimiento a Patty por su tradución)


Como una alternativa para el sistema suizo clásico, planteamos considerar el siguiente esquema:

Open calificatorio suizo a ritmo rápido durante 2-3 dias.
Para los clasificados, un torneo principal k.o. con 8-16 participantes o round-robin con 8-10 participantes, con control de tiempo clásico * durante 6-8 días; Los premios están garantizados para todos los participantes.
Torneo suizo secundario paralelo al principal, para los no clasificados del open previo.

Las desventajas del esquema propuesto
- Para profesionales, es más difícil elaborar su planificación: No saben cuánto tiempo durará el torneo;
- Para amateurs, supone menos posibilidades para jugar ajedrez clásico contra GMs.

Las ventajas del esquema propuesto:
- Ahorros de tiempo significativos para profesionales: Ninguna necesidad de jugar durante 9-11 dias sin unas ganancias fijas (calificar para el torneo principal garantiza un premio mínimo);
- Para amateurs es más fácil encontrar tiempo para jugar un torneo rápido: Ninguna necesidad de pedir 10 días de vacaciones;
- Reducciones de gastos para organizadores: No hay necesidad de proveer a todos los GMs de alojamiento y condiciones especiales para 10-12 días;
- Mayor interés para patrocinadores – El formato KO es más atractivo que el suizo;
- En un torneo suizo con control de tiempo clásico, hay un número limitado de rondas: usualmente no más de 11. En un torneo calificativo rápido, el número de ronda puede ser aumentado proporcionalmente al número de participantes, lo cual mejora la objetividad de los resultados finales.


Esperamos que nuestra propuesta sea seguida por los organizadores de torneos abiertos y nos encantaría discutir las cuestiones importantes con las partes interesadas.


ACP "

¿Qué os parece la propuesta?

partida ronda 10

Canteli Martinez,Daniel (2079) - Bertault,Santiago (1979)

Asturias Equipos (10.5), 01.12.2007

Después de pasar la semana subiendo de tablero día si y día también acabé jugando en el quinto. Las bajas, por tanto, eran cuantiosas: Juanra, Cabellov, Vicente y Flonchi. Nos enfrentabamos al Centro Asturiano con la acuciante necesidad de puntuar 6 o cercano. El día ya empezó mal cuando, camino de la sala de juego, sufrimos el choque de nuestro autobús con un turismo. Como resultado de todo ello llegamos 35 minutos tarde un servidor y medio equipo del Centro: Bertault, Melero, Muñiz y Fernando. Mis compañeros tuvieron el buen gesto de no poner los relojes en marcha hasta que llegaramos. 1.d4 ¤f6 2.¤f3 e6 3.¥g5 c5 4.e3 h6 5.¥h4 £b6 6.¥xf6 [RR 6.£c1 cxd4 (RR 6...¥e7 7.c3 d5 8.¤bd2 ¤c6 9.¥d3 g5 10.¥g3 ¤h5 11.¥e5 ¤xe5 12.¤xe5 cxd4 13.cxd4 ¥d7 14.0–0 ¦c8 15.£b1 ¦g8 16.a3 ¥d6 17.b4 ¤f6 18.¤b3 ¥xe5 19.dxe5 ¤g4 20.¥e2 ¤xe5 21.£h7 Tsorbatzoglou,T (2232)-Ilandzis,S (2174)/Ermioni 2006/CBM 113 ext/1–0 (38)) 7.¥xf6 gxf6 8.exd4 d5 9.¥e2 ¤c6 10.c3 e5 11.0–0 ¥e6 12.¤a3 ¦c8 13.¤c2 h5 14.¦b1 h4 15.£d1 e4 16.¤fe1 f5 17.f4 ¥d6 18.£d2 ¤e7 19.a3 £c7 20.¤b4 ¤g6 Spassky,B (2560)-Schmittdiel,E (2455)/Germany 1990/GER-chT/0–1 (38)] 6...gxf6 [6...£xb2 7.¥xg7 (aqui analicé 7.¥e5 £xa1 8.dxc5 £xa2 pero me percaté que no conducía a nada bueno para mi.) 7...¥xg7 8.¤bd2 cxd4 9.exd4 ¤c6³] 7.¤bd2 cxd4N [RR 7...d5 8.¦b1 ¥d7 9.¥e2 ¤c6 10.c3 cxd4 11.exd4 e5 12.0–0 e4 13.¤h4 f5 14.¥h5 ¥e7 15.¥xf7+ ¢xf7 16.£h5+ ¢f8 17.¤xf5 ¥g5 18.f4 ¥e8 19.£h3 ¥f6 20.¤e3 ¤e7 21.¢h1 £d6 22.c4 Schneider,R (2180)-Sokolov,A (2566)/Bad Woerishofen 2001/CBM 081 ext/0–1 (36)] 8.exd4 ¤c6 [8...£xb2 9.¥d3 sacrificando material a cambio de desarrollo. El negro sólo tiene desarrollada su dama y encima puede ser atacada. Por mi parte solo me queda enrocarme. Considero, pues, que el sacrificio está justificado.] 9.¤c4 £c7 10.d5 para evitar d5 del negro que fija el centro. 10...b5 [10...¤b4 era floja por 11.¤e3] 11.¤e3 ¤e5 12.dxe6 fxe6 [12...dxe6 13.¥xb5+ y se ganó un sano peón.] 13.¤d4 [13.¤d2 a6 14.£h5+ ¤f7 15.¥e2 ¥b7 16.0–0–0²] 13...a6 14.£h5+ [Consideré también 14.¥e2 completando mi desarrollo y amenazando más o menos lo mismo. Al final me decanté por la salida de la dama un poco porque tenía una pinta más agresiva, pero no estaba del todo convencido.] 14...¤f7 15.0–0–0 [Rechacé la ganancia de peón tras 15.£f3 ¥b7 16.£xf6 si soy sincero sólo vi 16...¥e7 pero aún así no me gustaba la compensación que obtenía mi rival a cambio del peón. Sus piezas están todas desarrolladas mientras que mi dama ha quedado descolocada y mi único alfil sigue en casa.(Sin embargo, tras 16...¥b4+ el negro obtiene clara ventaja. 17.¢e2µ (17.c3 ¥xc3+) ) ; De mano, es decir, antes de jugar Dh5, pensaba jugar 15.¥d3 pero me incomodaba 15...£e5 que obliga al cambio de damas.] 15...¦g8 Diagrama


[15...¥b7 16.¥d3 £e5²] 16.¥d3 [16.¤d5!! £d8 (16...exd5 17.¦e1+ ¥e7 18.¤f5) 17.£f3 f5 18.¤f4+-] 16...¦g5 17.£f3? [17.£h4 ¥b7 18.¦he1 (18.¥e4 0–0–0 19.¥xb7+ ¢xb7±) 18...¥c5 19.¥e4±] 17...¥b7 18.£e2 [18.£xf6 no me convencía del todo ya que no tenía seguridad de obtener compensación por la pieza. 18...¥g7 19.¤xe6 dxe6 20.£xe6+ ¢f8©; Jugué Df3 con idea de continuar con 18.¥e4 pero me percaté, a tiempo, de que tras 18...¤e5 19.£e2 ¥xe4 20.f4 ¦g6 21.fxe5 £xe5 el negro ganaba material.] 18...¥c5³ Después del tiempo perdido, el negro ha finalizado su desarrollo y está un poquito mejor. 19.h4 ¦g7 [19...¦g8] 20.¤ef5? el tiempo ya empezaba a agobiar y las demás partidas no nos eran del todo favorable. Empecé a tensionarme y decidí forzar. En esos casos no es la mejor opción pero... a veces sale bien. [20.¤df5 ¥xe3+ (20...exf5 21.¤xf5+ ¢f8 22.¤xg7 £f4+ 23.¢b1 ¢xg7³) 21.£xe3 ¦xg2 22.¤xh6 ¤e5=] 20...£f4+ [20...¦xg2 21.¤xe6 dxe6 22.£xe6+ ¢f8–+] 21.¢b1 ¦xg2 22.¤xe6 El sacrificio probablemente es incorrecto, pero complica la partida y en la práctica no siempre es fácil encontrar la mejor defensa. 22...dxe6 23.¥xb5+ para despejar la columna d. No obstante, es pasarse un pelo quizás. [23.£xe6+ ¢f8 24.¦he1 ¦d8 (24...£c7? 25.¥e4!) 25.£xf6©] 23...¢f8™ [23...axb5? 24.£xe6+ ¢f8 25.¦d7 ¦g7 26.¤xg7+-] 24.£xe6 £e5 aunque no es lo más fuerte, la ventaja negra es clara. [24...£e4! la jugada precisa que da ventaja decisiva al negro. 25.£xe4 ¥xe4 26.¥d3 ¥xf5 27.¥xf5 ¦xf2–+] 25.£d7 ¦d8? [25...¥e4 26.¥c4 £e8 27.¤g3 ¦xg3 28.fxg3 £xd7 29.¦xd7 ¤e5 30.¦e1 ¥xc2+ 31.¢xc2 ¤xd7 32.¦e6 ¥f2 33.¥xa6 ¥xg3 34.¥b5 ¤e5 35.¦xf6+ ¢g7 36.¦f1 ¥xh4 37.a4–+; 25...¦b8 26.¥c4 ¥d5–+] 26.£xb7+- ¦b8? El error definitivo ocasionado por el apuro de tiempo. [26...£xf5 27.¦xd8+ ¤xd8 28.£xg2 axb5 29.¦g1 ¤e6 30.£a8+ ¢f7 31.£b7+ ¢f8 32.£c8+ ¢f7 33.¦g8; 26...axb5 27.¤xh6! ¦g7 28.¤xf7 ¦xd1+ 29.¦xd1 £e7 (29...¦xf7 30.£c8+ £e8 (30...¢g7 31.¦g1+) 31.¦d8) 30.£xe7+ ¢xe7 31.¤h6+-] 27.£xg2+- ¦xb5 [27...£xf5 28.¥c4+-] 28.£g7+ ¢e8 29.¦he1 ¦xb2+ 30.¢c1 ¦xa2 31.¦xe5+ fxe5 32.£g8+ 1–0

Analisis última ronda

A falta de una ronda la resolución del torneo está al rojo vivo. Desgraciadamente mis pronósticos
fueron erróneos y no sólo el Uni no es campeón sino que se le presenta complicadísimo renovar el título. El tropiezo de los ovetenses frente al Ensidesa unido al cuasi-pleno de los grupistas,
tan sólo se han dejado medio punto en las dos últimas rondas, sitúa a estos últimos con cuatro
puntos de ventaja frente a los universitarios.
Esta ventaja que podría parecer definitiva de cara al encuentro que les enfrenta se presenta incierta viendo los resultados de los últimos años. El Uni tiene dos ventajas, sus jugadores son mejores y tienen un carácter ganador. El GCC tiene la ventaja de sus cuatro puntos, evidentemente.
De todos modos, 6 puntos son muchos puntos ya que un resultado normal sería victoria para los universitarios por 5 ó 5.5 puntos.
Una alternativa que daría un vuelco al encuentro es que los universitarios fletasen 3 aviones para traer a sus figuras del extranjero, pero me da que el presupuesto sólo da para fletar un tren desde Francia.
Veamos el encuentro tablero a tablero:

David Recuero-Aguera encuentro igualado y con tendencia a tablas;
Boudy-Alberto Suárez apostaría por un 2 claro, aunque, claro no hay nada;
Ivanag-Kikín tablas. Dos jugadores super sólidos. Cualquier otro resultado sería una sorpresa
JMR-Tomatillo otro dos fijo. Tomatillo está imparable y a Javier le suele temblar el pulso en las partidas decisivas.

Por tanto vamos 3 a 1 para el Uni. Sin embargo los tableros de abajo no son tan favorables para los capitalinos.

Roiz-Ceñal aquí pongo un triple porque me resulta difícil decantarme por uno.
Uría-Recuero 1x diria, aunque tácticamente Recuero es superior, Uría es mucho Uría y ante los jovenes se multiplica.
Aitor-Torre 1x también. Aitor está puntuando muy bien e Iván es el "peor" de los grupistas en cuanto a resultados. El problema vendrá si Aitor se apura de tiempo
Fidalgo-Repullo Repullo no es el que era, pero si se pone las pilas creo que podrá sacar un empate pese a que el favorito sería el grupista.
En estos tableros es donde está más igualado. Veo como mucho 2,5 para el uni y ya tirando de largo. Por tanto sería un decepcionante 5,5.
Ahora bien sobre el tablero las cosas cambian. También está la incognita de si el Uni alineará
a alguno de sus extranjeros o si el GCC puede contar con todos los titulares.
Del resto de los equipos queda por confirmar la permanencia del Mieres. Mi ex-equipo deberá repetir milagro ante los míos. Cuatro puntos son insuficientes para ellos por lo que tendrán que jugarse el todo por el todo. El año pasado nos hicieron 5 pero parecen pocos para mantenerse en primera, salvo debacle del Mieres ante el 64.
En segunda parece todo decidido. El ascenso estaba claro más o menos desde hace varias rondas y para el descenso el Alfil lo tiene complicado. Mal año para los equipos gijoneses (sobre todo si el Uni gana, jaja)
El resto de las categorías no las sigo así que no sé ni quien sube ni quien baja.

Campos de fuerza

TITULO: Campos de fuerza (Fields of Force: Fischer & Spassky at Reykjavic)
AUTOR: George Steiner
EDITORIAL: La fábrica
AÑO: 1972

En 1972, en plena Guerra Fría, tuvo lugar en Reykjavik el que sería el campeonato de ajedrez más famoso de la historia, que enfrentó a Fischer, estadounidense y egomaníaco, contra Spassky, ruso e introspectivo. George Steiner, premio Principe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2001, estuvo presente y escribió este increible ensayo. Ensayo que satisfará a los amantes de este deporte y hará de todos aquellos que nunca lo han tenido en cuenta aprendices de un arte mucho más apasionante de lo que jamás llegaron a imaginar.


"El gran jugador de ajedrez no ve los escaques y las piezas como unidades discretas, ni siquiera como elementos abstractos. Interioriza un concepto muy particular de lo que se entiende como 'campos de fuerza', regiones que se caracterizan y se diferencian por el hecho de que hay determinados acontecimientos que pueden o no tener lugar en ellas. De ese modo, lo que importa no es el escaque concreto, ni la pieza singular, sino un cúmulo de acciones potenciales, un espacio de evolución y para la evolución de los acontecimientos" (pag 91)

Partida ronda 9: Naranco-Oviedo 93

Canteli Martinez,Daniel - Santos Latasa,Jaime

Asturias Equipos Primera (9.6), 24.11.2007

En principio en este encuentro me tocaba jugar en el séptimo tablero, es decir, con negras, pero, el viernes nos avisó Cabellov que no podía jugar por lo que subimos todos un tablero. Por tanto, no había tiempo a preparar nada para el sábado. Habría que improvisar. 1.d4 d5 2.¤f3 ¤f6 Cuando mi joven rival realizó esta jugada noté algo sospechoso. En otras partidas había movido el péon de "c" o el de "e" por lo que algo me olía a podrido, es decir, a preparación. Tras la partida me lo confirmó Marcos, aunque en este caso no había preparado con él. 3.g3 Novedad en mi repertorio. Era la primera vez que lo jugaba y decidí hacerlo después de ver una partida de Kostantin con este mismo plan unas rondas antes. 3...e6 4.¥g2 b5 Aunque yo no pensaba jugar c4, mi rival no lo sabía por lo que decide evitarlo. Ultimamente parece estar de moda esta jugada en variantes en las que el blanco retrasa el avance del peón "c". 5.0–0 ¥b7 6.c3 [RR 6.b3 ¤bd7 7.c4 bxc4 8.bxc4 dxc4 9.¤a3 c3 10.¤b5 ¥b4 11.£b3 a5 12.¤xc3 c5 13.a3 c4 14.£b2 ¥xc3 15.£xc3 £c8 16.¥f4 0–0 17.¦fc1 ¤b6 18.¦ab1 ¦a6 19.¦b5 ¥e4 20.¦xa5 ¤bd5 Huebner,R (2604)-Kramnik,V (2777)/Brissago 2004/CBM 100/0–1 (52)] 6...¥d6N Este alfil casi nunca está bien colocado en esta casilla. Es mejor jugarlo a e7 ya que cuando haga la jugada e4 la amenaza e5 ganando pieza obliga a tomar alguna decisión drástica. Supongo que con la textual quería evitar que mi caballo ocupara la casilla e5. [RR 6...¤bd7 7.a4 (RR 7.¥g5 ¥e7 8.¤bd2 0–0 9.b4 a5 10.a3 ¤b6 11.¤e5 ¤fd7 12.¥xe7 £xe7 13.¤xd7 £xd7 14.¤b3 axb4 15.axb4 ¦xa1 16.£xa1 ¦a8 17.£b1 £c8 18.£c2 ¦a3 19.¦a1 ½–½ Dyachkov,S (2548)-Grigoriants,S (2568)/Sochi 2006/CBM 111 ext; RR 7.¤bd2 ¥e7 8.¦e1 0–0 9.e4 dxe4 10.¤g5 ¥d5 11.¤gxe4 ¤xe4 12.¤xe4 £c8 13.¥g5 ¥xg5 14.¤xg5 ¥xg2 15.£d3 ¤f6 16.¢xg2 a6 17.¢g1 c5 18.dxc5 £xc5 19.¤e4 ¤xe4 20.£xe4 ¦ad8 21.¦ad1 ¦d6 Jurek,J (2355)-Karlik,V (2310)/Trnava 1986/EXT 1998/½–½ (33)) 7...b4 (RR 7...a6 8.¥f4 c5 9.axb5 axb5 10.¤a3 ¥a6 11.dxc5 ¥xc5 12.b4 ¥b6 13.¤d4 e5 14.¤c6 £c7 15.¤xe5 ¤xe5 16.¤xb5 £e7 17.¥xd5 0–0 18.¥xa8 ¥xb5 19.£d5 ¤xd5 0–1 Andrianov,N (2400)-Vyzmanavin,A (2470)/Moscow 1984/MCL) 8.cxb4 ¥xb4 9.¥d2 ¥xd2 10.¤bxd2 c5 11.dxc5 ¤xc5 12.b4 ¤ce4 13.¤b3 ¦c8 14.£d4 £b6 15.¦fc1 0–0 16.¤e5 ¦xc1+ 17.¦xc1 ¦c8 18.¦xc8+ ¥xc8 19.b5 ¥b7 20.¥xe4 dxe4 21.£xb6 Dorfman,J (2540)-Trois,F (2395)/Zamardi 1980/MCD/1–0] 7.¤bd2 ¤bd7 8.¦e1 c5 9.e4 No se puede esperar más. Es el complemento a mi octava jugada. 9...dxe4 [9...cxd4 10.e5 dxc3 11.bxc3 ¤xe5 12.¤xe5±] 10.¤g5 0–0 [10...cxd4 11.¤dxe4 ¤xe4 12.¤xe4 ¥e7 13.£xd4²] 11.¤gxe4 ¤xe4 12.¤xe4 ¥e7 13.¥f4 [13.dxc5 ganaba un peón pero ni se me ocurrió. Pensaba que había que desarrollar el alfil y no miré más. 13...¥xc5 14.£h5 ¥b6 15.£xb5] 13...£b6 [13...-- 14.¤f6+ ¤xf6 15.¥xb7 ganando calidad] 14.dxc5 ¤xc5 15.¥e3 ¦ad8 [15...£c7 16.¤xc5 ¥xg2 (16...¥xc5 17.¥xc5 ¥xg2 18.¥xf8 £b7 19.¥c5 ¥h1 20.f3 ¥xf3 21.£d6+-) 17.¤xe6 fxe6 18.¢xg2 ganando un peón] 16.£h5² ¥xe4 17.¥xe4 g6 18.£h6 [18.£e2 £c7 19.¥g2 a6 20.¥d4] 18...£c7 19.¥c2 Hay que proteger la casilla d3 de la penetración del caballo. [Gasté cierto tiempo comprobando esta variante 19.¥f4 e5 20.¥xg6 (Otra alternativa que analicé fue 20.¥xe5 £xe5 21.¥xg6 £g7 22.¥xh7+ £xh7 23.£xh7+ ¢xh7 24.¦xe7 y tengo tres peones por la pieza pero no me convencía mucho dado que tengo la segunda debilitada y la entrada del caballo por d3 pudiera ser fuerte. Me parecía que era un riesgo grande pero será necesario verificarlo.) 20...fxg6 21.¥xe5 ¥d6 que evita el mate y defiende la amenaza sobre la dama. No obstante, esto ni siquiera es forzado.] 19...¥f6 [19...¦d5 20.¦ad1 ¦fd8 21.¦xd5 ¦xd5 22.¥d4 e5 23.¥xc5 £xc5 24.¥b3=] 20.¦ad1 ¤a4 21.¥xa4 [21.¥c1 era otra alternativa conservando la pareja de alfiles; 21.¦b1 ¤xb2 22.¦xb2 ¥xc3 23.¦eb1 ¥xb2 24.¦xb2 £c3 25.¥c1³] 21...bxa4 22.a3 Diagrama


Se podría pensar que esta jugada es un error ya que debilita la casilla b3 (y el complejo de casillas blancas limitrofe); sin embargo es una fuerte jugada. En primer lugar, se fija la debilidad, en este caso el peón de a4 que es vulnerable a ataques por la horizontal. [Segundo, se evita a3 lo que obligaría a capturar ese peón con el mío de b y perder el de c3. 22.-- a3 23.bxa3 ¥xc3 24.¦c1 £e5 De esta forma el que tendría los peones doblados sería yo y el alfil de mi rival se activaría peligrosamente. Por qué es más débil el peón de a4 que el de b2? En primer lugar, mi peón es defendible desde c1. De acuerdo que esa casilla no es la mejor para un alfil, pero cumple su función. Si las negras quieren emplear las piezas pesadas para atacarlo se estrellarán contra mi alfil. Su alfil es mejor que el mío pero mientras permanezca en la gran diagonal no será mucho mejor que el mío. Si abandona la gran diagonal podrá sufrir un ataque da mate con la combinación dama+alfil. Si cambiamos todas las piezas y nos quedamso sólo con los alfiles, su alfil sí será mejor que el mío, pero la debilidad de los peones doblados de torre unido a mi peón pasado c, compensarán esa desventaja.Si quisiera cambiar el carácter de la posición siempre podría cambiar una pieza en b4 y tras ab4 y el avance a3 mis peones estaría en a3 y b4 mientras que el negro tendría un peón en a7 y un alfil en c3. Esto es mejor que la posición inicial con mis peones doblados.] 22...£b7 23.£f4 ¥g7 24.¥c1 [24.£b4 £xb4 25.axb4 a3 26.bxa3 ¥xc3 27.¦xd8 ¦xd8 28.¦c1 ¥b2 29.¦c7²] 24...£b3 25.¦d2 ¦xd2 [25...e5 26.£e3 ¦xd2 27.£xd2 f5 28.¦d1=] 26.£xd2 ¥f6 27.£f4= ¥d8? [27...¥g7 28.£d2 ¥f6 29.£f4 y tablas] 28.£e5² ¦e8 29.¥h6 f6 30.£d6 [30.£d4] 30...e5 31.£d7 £f7 32.¦d1 [32.£xa4+-] 32...g5?? Diagrama

[32...£xd7 33.¦xd7 ¥b6 34.g4 f5 35.gxf5 gxf5 36.¦g7+ ¢h8 37.¦f7 f4 38.¢g2²] 33.h4? [33.£xd8 £g6 (33...¦xd8 34.¦xd8+) 34.£d7+-] 33...¥e7 34.£xa7 [34.hxg5 fxg5 35.£xa4±] 34...gxh4 35.£xa4 hxg3 36.£g4+ ¢h8 37.fxg3 ¦g8³ 38.£f3 £g6 39.¥e3 f5 [39...£xg3+ 40.£xg3 ¦xg3+ 41.¢f2 ¦h3 42.¦d7 ¥f8 43.¥d2±] 40.¦d7 [40.¢f2 ¥f6 (40...f4 41.gxf4 exf4 42.¥d4+ ¥f6) 41.¦d6 f4 42.¦xf6 £c2+ (42...£xf6 43.gxf4 £g6 44.fxe5±) 43.£e2 fxg3+ 44.¢e1 £b1+ 45.£d1 £e4 46.£e2 tablas] 40...¥d6 [40...¥h4µ] 41.¢f2 [41.¥f2] 41...f4 42.gxf4 £g1++- [42...£c2+ 43.¢e1 £b1+ 44.£d1 £e4 45.£e2 £b1+ 46.£d1=] 43.¢e2 ¦g2+ 44.¢d3 e4+ [44...£b1+ 45.¢c4 £a2+ 46.b3] 45.¢xe4 £b1+ 46.¢d4 ¥f8 47.£xg2 £d1+ 48.¢e4 £b1+ 49.¦d3 ¥g7 50.¥d4 ¥xd4 51.¢xd4 £e1 52.£a8+ ¢g7 53.£b7+ ¢g8 54.£b8+ ¢f7 55.£c7+ ¢g8 56.£d8+ ¢f7 57.£d5+ ¢f8 58.£f5+ ¢g7 59.£e5+ 1–0

MVP (después de 9 rondas)

Tomatillo se salva de la debacle de su equipo y aumenta diferencias.

1 Gonzalez Menendez Ivan UNI 9 61
2 Alvarez Fernandez Enrique GCC 6 49
3 Recuero Guerra Javier UNI 0 45
4 Lobo Rodriguez Jesus Angel O93 40
Agüera Naredo Javier GCC 8 37
6 Baragaño Campa David NAR 7 36
Boudy Bueno Julio Leonardo GCC 9 35
7 Roiz Baztan David UNI 35
9 Ceñal Gutierrez Ruben GCC 7 34
10 Lopez Rodriguez Hector SIE 7 34
11 Rodriguez Uria Julio Ant¦ GCC 0 32
12 Alonso Alvarez Aitor UNI -5 29
13 Garcia Del Rey Senen ARI 8 28
14 Quidiello Prado Manuel Rogelio SIE 10 28
15 Recuero Guerra David UNI 27