PdR

Chess24

chess24.com your playground

menu2

Partida comentada: R6

Bazan Solera,Manuel (2068) - Canteli Martinez,Daniel (2072) [E48]

Asturias Equipos 07/08 (6.1), 05.04.2008

1.d4 ¤f6 Era momento de dejar descansar a la holandesa. 2.c4 e6 3.¤c3 ¥b4 Queda planteada la defensa Nimzoindia, en mi opinión la mejor defensa contra d4, de ahí que muchos jugadores la eviten jugando Cf3. Quitando mis inicios como ajedrecista en los años 80, en donde inspirado por la moda de los matches Kasparov-Karpov, solia jugarla, nunca más la había jugado con negras en partida lenta. No obstante es una apertura que siempre me gustó por la riqueza de posiciones que surgen. El magnífico entrenador ruso Sherevesky la recomienda siempre a sus alumnos. Comenta que incluso a los jugadores de india de rey les obliga a probarla y luego si quieren regresar a la india de rey, la juegan mucho mejor por el conocimiento que han adquirido con la Nimzoindia. 4.e3 En las anteriores partidas en las que se le planteó esta linea, Bazán siempre respondió con e3, la variante Rubinstein. Esta linea, junto con Dc2 son las lineas con mejor reputación, aunque los super GMS prefieren más la última. 4...c5 5.¥d3 0–0 Este orden de jugadas busca un objetivo: crear a mi rival un peón aislado e intentar llevar a mi rival a un final en donde pudiera aprovechar esa debilidad para conseguir la victoria. [En el pasado Open de Candás, Ponce le jugó de la siguiente forma. 5...¤c6 6.¤f3 d5 (6...¥xc3+ 7.bxc3 d6 8.0–0 0–0 9.e4 e5 10.d5 ¤e7) 7.0–0 cxd4 8.exd4 dxc4 9.¥xc4 0–0 10.d5 temático; entrega el peón pasado para no tener las piezas atadas a su defensa permanentemente. Por esta razón el negro debe, primero de todo fijar el peón en d4 colocando un caballo bloqueador en d5. 10...¤a5 11.¥d3 ¥xc3 12.bxc3 exd5 un peón de ventaja aislado en d5, si está fijado y no puede avanzarse, está lejos de ser una ventaja positiva, ya que a cambio de la superioridad material se crea el problema de anular las piezas en el sostén del peón central con desventaja en espacio para moverse y la cesión de una casilla fuerte al rival: la que está delante del peón. 13.£c2 h6 14.¦e1 ¤c6 15.¥a3 ¦e8 16.¦xe8+ £xe8 17.¦e1 ¥e6 18.¤d4 ¤xd4 19.cxd4 £c6 La partida finalizó en tablas en este momento, pero el blanco está mejor pese a tener un peón de menos. Tras el cambio de damas Ponce se quedará con un peón retrasado en una columna abierta que será sometido al ataque de la torre. El blanco además posee la pareja de alfiles. Todo ello compensa con creces la desventaja material.½–½ Bazan Solera,M (2085)-Fernandez Ponce,L (1978)/Candas 2007/ ] 6.¤ge2 Otras veces mi rival jugaba Cf3. No obstante pensaba jugar de la misma manera. [aunque es posible también jugar de esta forma 6.¤f3 ¥xc3+ 7.bxc3 d6 8.e4 e5 9.d5] 6...cxd4 7.exd4 d5 8.0–0 dxc4 9.¥xc4 Esta es la posición que había preparado en casa, aunque el caballo estaba en f3, pero no tiene gran importancia ya que no pensaba cambiar en c3. 9...¤bd7 [Otra opción es sacar el caballo por 9...¤c6 como hizo Ponce pero tras a3 y retirar el alfil no es posible utlizar la casilla b4 para saltar a d5. Recordemos que mi objetivo es bloquear el peón en d4 para evitar que pueda ser avanzado a d5 y cambiado por el mío. 10.a3 ¥e7] 10.a3 ¥e7 11.£d3 preparando el tren dama+alfil para atacar mi rey. El plan blanco consiste en buscar un ataque al enroque. Necesita resolver la partida antes de llegar al final ya que en ese momento el peón aislado será una debilidad muy grande. 11...¤b6 de camino a d5. Como bien dice Roberto Grau, "cuando se presiona un peón débil aislado central debe hacerse fuerte una pieza en la casilla que está delante del peón, ya que la verdadera debilidad de ese peón radica en el punto fuerte que hay delante de él. Punto fuerte, porque la pieza que se situe allí no puede ser eliminada por ningún peón. 12.¥b3 ¥d7 13.¦d1 ¥c6 Cuatro de mis piezas confluyen en la casilla crítica d5. 14.¥g5 h6N Aunque debilito el enroque mi idea era evitar que tras jugar g6 el alfil se pudiera instalar en h6, presionando muchísimo sobre mi enroque. [RR 14...¤bd7 15.¥c2 ¦e8 16.b4 ¤f8 17.¥b3 ¤g6 18.b5 ¥d5 19.¤xd5 ¤xd5 20.¥xe7 ¤gxe7 21.¤g3 ¦c8 22.¤e4 ¤g6 23.g3 ¦e7 24.¦ac1 ¦ec7 25.¦xc7 ¦xc7 26.£d2 ¤ge7 27.¦c1 h6 28.¦c5 b6 29.¦xc7 Akhsharumova,A (2395)-Gaprindashvili,N (2435)/Novi Sad 1990/EXT 1997/0–1 (38)] 15.¥h4= ¤bd5 16.¥c2 g6 [Analicé durante tiempo 16...¤xc3 17.¤xc3 (17.¥xf6 ¤xe2+ 18.¢f1 (18.¢h1 ¥xg2+ 19.¢xg2 ¤f4+) 18...¥xg2+ 19.¢xe2 y aquí tras 19...g6 pensé que tenía pieza de menos, cuando en realidad he ganado un peón. Lamentable. 20.¥e5) 17...g6=] 17.¥g3 ¤h5 Para dejar sitio al alfil y vigilar de reojo la cailla f4. 18.¥e5 ¥f6 19.g4? Grave error que debilita innecesariamente el enroque. [Esperaba 19.¤e4 ¥g7 o bien; 19.£d2 ¥g7] 19...¥xe5 20.dxe5 [20.gxh5 ¥xh2+ 21.¢f1 (21.¢xh2 £h4+ 22.¢g1 (22.£h3 £xf2+ 23.£g2 £xg2+ 24.¢xg2 ¤xc3+–+) 22...¤f4) 21...£f6–+] 20...£g5 21.h3 ¤hf4 22.¤xf4 ¤xf4 23.£e3 Diagrama

X

23...h5?? Esta jugada la hice al toque sin mirar nada más. Esta es una decisión que he tomado hace un poco de tiempo para no apurarme. Antes pensaba una secuencia de jugadas, digamos tres jugadas, y aunque el rival hiciera la prevista, volvía a revisar la variante cada jugada de forma que gastaba mucho tiempo en verificar lo ya planeado. Ahora miro la secuencia y si el rival hace algo ya analizado pues respondo al toque. Estoy convencido de que es lo correcto, pero de momento no me va bien ya que me estoy dejando material en posiciones en donde antes no me ocurría. A cambio me cargo menos de tiempo y por ejemplo a partidas de media hora o menos he mejorado mis resultados. Supongo que con el tiempo iré mejorando mi cálculo, ya que erroneamente pensaba que calculaba bien, pero no es asi. En posiciones tácticas calculo muy mal y me confundo en muchas ocasiones. Llevo un tiempo haciendo ejercicios para solventarlo y supongo que mejorare con el tiempo. [Como bien dice Jesús Lobo, si quieres atacar debes abrir lineas. 23...f5 24.exf6 £xf6 25.¢h2 ¤d5 26.¤xd5 ¥xd5 27.¦d2 £xb2³] 24.¦d4 desagradable sorpresa. Al momento me di cuenta que había colgado pieza. 24...¤xh3+ de perdidos al río. 25.£xh3 £xe5 26.£e3± [26.¦ad1+-] 26...£xe3 Decidí cambiar damas ya que tarde o temprano tendría que hacerlo y en peores condiciones 27.fxe3 e5 [27...hxg4 28.¦xg4 ¦ad8 29.¦d1 ¦xd1+ 30.¥xd1 ¦d8 31.¦d4 ¦xd4 32.exd4 f5 era otro posible final, pero quería intentar explotar la columna h con la doble convergencia del alfil y la torre sobre el punto h1.] 28.¦b4 hxg4 29.¦xg4 ¢g7 dejando claro mi plan. 30.¦h4 [30.¦f1 ¦ad8 31.¥e4 es fundamental eliminar mi alfil 31...¥xe4 32.¦xe4 ¦fe8 33.¦a4 a6 34.¦b4 y el blanco tiene clara ventaja debido fundamentalmente a la ausencia de mi alfil.] 30...f5 fiscalizando la casilla e4. Debo conservar mi alfil sea como sea. [30...¦h8 31.¦xh8 ¦xh8 32.e4 f5 aproximadamente igual a la partida] 31.e4 ¦h8 32.¦h2 ¦xh2 33.¢xh2 ¦h8+ [33...¦d8 34.¦d1 ¦xd1 35.¥xd1] 34.¢g3 [34.¢g2 posibilita que la torre presione sobre el peón aislado de e4. 34...¦h4 35.¦e1 g5] 34...f4+ 35.¢g2 g5= 36.¦g1 Bazán cogió la torre y le dió suspense al moverla. Por un momento pensé que se desplazaría hasta h1. [36.¦h1?? f3+–+ y la torre está perdida.; 36.¥a4 era mejor eliminando mi alfil. 36...¥xa4 37.¤xa4 g4 38.¤c5 ¦h3 (38...¦h6 39.¤d7) 39.¦d1 f3+ 40.¢g1 g3 los dos peones pasados son una bomba. 41.¤d3 ¦h2 42.¦f1 f2+ 43.¤xf2 ¦xf2 44.¦xf2 gxf2+ 45.¢xf2=] 36...¢g6 Yo pienso que en este momento las fuerzas están parejas. Los dos peones pasados compensan el caballo. El problema del blanco supongo que es sicológico. Es el momento de darse cuenta que no está mejor y cambiar el chip buscando un nuevo desequilibrio o bien luchar por las tablas. 37.¥d1 ¦d8 38.¦f1? Diagrama

X

[38.¢f3 ¦d3+ 39.¢e2 ¦d4 40.¥c2 ¥d7] 38...¦d2+µ la entrada de la torre en septima es casi definitiva ya que garantiza la ganancia de un tercer peón. 39.¦f2 [39.¢g1 ¦xb2] 39...¥xe4+ 40.¢f1 [40.¤xe4 ¦xd1] 40...¥d3+ 41.¢e1 ¦xf2 42.¢xf2µ ¢f5 43.¥a4 e4 Aquí deje pasar la oportunidad de decidir inmediatamente la partida con [43...g4–+ 44.¥d7+ ¢g5 45.¥c8 e4 46.¢e1 (46.¥xb7 e3+ 47.¢e1 f3 48.¤d1 ¢f4 49.b4 g3) 46...e3 47.¤d1 ¥e4] 44.¥d7+ ¢e5 45.¥c8 b6 46.¥g4 ¥a6 para que no sea atacado por el rey o por el caballo. 47.¤e2 [47.a4 e3+ 48.¢f3 ¢d4 49.¤b1 ¢d3 50.¥f5+ ¢c4 51.¥e6+ ¢c5 52.¤c3 ¢d4 53.¥f5 ¥b7+ 54.¢g4 f3 55.¢g3 f2 56.¤b5+ (56.¤e2+ ¢c4 57.¥h3 ¢d3 58.¥f1 ¢d2 59.¤d4 ¢e1–+) 56...¢c4 57.¤a3+ ¢b3 58.¥d3 ¥d5–+] 47...f3 48.¤c3 [48.¤g1 ¢f4 49.¥xf3 exf3 50.¤xf3 g4 51.¤d4 g3+ 52.¢g1 ¥b7–+] 48...¢f4 49.¥d7 e3+ y Fritz anuncia mate en 9. El ratón ha salido de la ratonera y se ha llevado el queso. Al finalizar la partida pensé que había tenido mucha suerte, una vez más, pero una vez analizada digamos que sólo tuve bastante suerte y que salvo la dejada de pieza, la partida fue meridianamente correcta por mi parte. 0–1

1 comentario:

Artus dijo...

"23...h5?? Esta jugada la hice al toque sin mirar nada más. Esta es una decisión que he tomado hace un poco de tiempo para no apurarme. Antes pensaba una secuencia de jugadas, digamos tres jugadas, y aunque el rival hiciera la prevista, volvía a revisar la variante cada jugada de forma que gastaba mucho tiempo en verificar lo ya planeado. Ahora miro la secuencia y si el rival hace algo ya analizado pues respondo al toque. Estoy convencido de que es lo correcto,"

Pues yo no creo que sea correcto. Depende de la posición, si es una posición crítica, los análisis, el tiempo, etc..., pero no creo que haya que responder al toque, tras un análisis de varias jugadas. Siempre conviene echar, al menos, un rápido vistazo por si en el análisis nos olvidamos de algo sencillo.