PdR

Chess24

chess24.com your playground

menu2

El Kikin-system en el período entreguerras.

image image
AKIBA RUBINSTEIN ALEXANDER ALEKHINE

Dresden (6), 1926

Dedicado a Jesús A. Lobo, fiel defensor de la causa negra.

Dedicado a Jesús A. Lobo, fiel defensor de la causa negra. Esta partida fue galardonada con el premio de brillantez. Recordemos que esta buena costumbre era habitual en los torneos de aquella época. No era la primera vez que recibía este premio el gran Alekhine por vencer al no menos grande Akiba Rubinstein. A principios de siglo este enfrentamiento, junto a los de Capablanca, eran los duelos más atractivos que podían disputarse. Los comentarios de Alexander Alekhine en su libro "Mis mejores partidas (1924–1937) van acompañados de las siglas (A.A.) 1.d4 ¤f6 2.¤f3 e6 3.¥f4 b6 4.h3 '"No era necesario impedir Ch5 del negro ahora. El debilitamiento de la casilla g3 me hizo pensar en un sistema de desarrollo un tanto insólito, pero como quedó probado luego, resultó ser muy eficiente". A.A. [Posibles alternativas eran 4.e3 ,; 4.¤bd2 ó; 4.c4 ¥b7 5.¤c3=] 4...¥b7 [4...¥a6 5.¤bd2 ¥e7 (5...c5 6.e3 (RR 6.c3 ¥e7 7.a3 0–0 8.¥h2 cxd4 9.cxd4 ¤c6 10.b4 ¦c8 11.£a4 ¥b7 12.e3 d6 13.¥d3 £d7 14.£b3 e5 15.£b1 g6 16.b5 ¤xd4 17.exd4 e4 18.¤xe4 ¤xe4 19.¥xe4 £e6 20.¤d2 f5 Prie,E (2467)-Manolache,M (2488)/Villeneuve Tolosane 2006/CBM 111 ext/0–1 (34)) 6...¥xf1 7.¤xf1 ¥e7 8.¤1d2 d5 9.c3 0–0 10.¤e5 ¤fd7 11.£h5 cxd4 12.exd4 ¤xe5 13.dxe5 £e8 14.£e2 £a4 15.¥g3 £a6 16.f4 £xe2+ 17.¢xe2 ¤c6 18.¤f3 ¦fc8 19.¦ac1 b5 20.¦hd1 a6 21.¥f2 ¤a5 22.b3 ¦ab8 23.¤d4 ¤c6 24.¢d3 ¤xd4 25.¥xd4 a5 26.¦c2 ¦c6 27.g4 ¦bc8 28.¦a1 ¥a3 29.¦f1 ¥c5 30.¦a1 ¥xd4 31.¢xd4 a4 32.¢d3 h6 33.¦f1 1/2–1/2 Gasic,B-Votruba,P/Budapest 1982/Inforbase 2003 (33)) 6.c3 0–0 7.e3 ¥xf1 8.¤xf1 d5 9.a4= De Boer-Engqvist, 1988; 4...¤h5 5.¥h2 recomendado por Euwe] 5.¤bd2 ¥d6N

RUBIN1

Después de esta jugada las blancas se encuentran frente a la necesidad de escoger entre tres caminos: a) el cambio, que fortificaría la posición de las negras en el centro. b) 6. e3 la movida que después del cambio de alfiles echaría a perder la posición de peones (además- añado yo- se demostraría que 4. h3 es una pérdida de tiempo, y c) 6. Ag5, después de lo cual las negras se asegurarían la ventaja de la pareja de alfiles luego de 6...h6 (A.A.) [RR 5...d5 6.e3 ¥d6 7.¤e5 ¤fd7 8.£g4 ¤xe5 9.dxe5 ¥f8 10.¥b5+ c6 11.¥d3 ¤d7 12.0–0 g6 13.e4 h5 14.£g3 ¥h6 15.¥xh6 ¦xh6 16.c4 £e7 17.exd5 cxd5 18.cxd5 ¥xd5 19.¥e4 h4 20.£c3 Henn,W-Oberling,R/Germany 1996/EXT 2002/0–1 (71)] 6.¥xd6 cxd6 7.e3 0–0 8.¥e2 [Tartakower consideraba interesante 8.¥d3!? para continuar con c4. Sin embargo Alekhine pensaba contestar con 8...d5! evitándolo. Ahora si el negro juega Ce4 el blanco deberá capturar de alfil. Con la textual, Rubinstein se reserva la opción de capturar con el caballo si se diera esta posición.] 8...d5! 9.0–0 ¤c6 10.c3 [10.¤e5 ¤e7! 11.-- d6 A.A.] 10...¤e4! Las negras han obtenido ya la iniciativa. (A.A) 11.¤xe4 dxe4 12.¤d2 f5 13.f4 Necesario porque de otra manera las blancas hubieran jugado Dg5 evitando precisamente la textual. (A.A) 13...g5! Diagrama # Las negras tienen que jugar con mucha energía antes que el adversario tenga tiempo para coordinar la acción de las piezas. (A.A.) Veamos lo que opina el GM Drazen Marovic sobre esta posición: "Ante el pasivo enfoque de las blancas, las negras reaccionaron con energía, con la nada rutinaria 5... Ad6, después de la cual ganaron primero ventaja de espacio (con 10... Ce4) y luego la iniciativa. La amenaza Dg5 provocó 13.f4, y comenzamos a presentir la casilla "g3" como una potencial debilidad." 14.¤c4 d5 15.¤e5 ¤xe5 [Peor era 15...gxf4?! 16.¤xc6 ¥xc6 17.¦xf4² Alekhine] 16.dxe5 [16.fxe5 ¦f7 (Alekhine recomendaba aquí 16...f4 pero no es del todo buena debido a 17.£d2!) 17.a4 £e7 18.a5 b5 (18...¦af8 19.axb6 axb6 20.¦a7²) 19.¥xb5 ¦af8 20.a6 ¥c8÷] 16...¢h8 17.a4? La posición blanca despierta ya sospechas y, por decirlo eufemísticamente, la textual parece perezosa. Para impedir lo que pronto sucederá en la partida, las blancas sólo tienen una posibilidad: 17.g3 (D.M) [Las blancas no tienen tiempo suficiente para llevar a buen fin este contraataque.Su única probabilidad de éxito en la defensa era jugar ¹17.g3 seguido de 17...-- 18.¢h2 Después de haber perdido esta oportunidad quedan bajo la presión abrumadora del adversario. (A. A.)] 17...¦g8 18.£d2 gxf4! 19.¦xf4 [Este cambio se produce en el momento adecuado y obliga a las blancas a tomar de torre ya que a 19.exf4 £h4 amenazando 20... Tg2! ó 20... Dh3' 20.¢h1 sigue 20...¦xg2 Tras la captura con la torre, el peón de "e5" es fruta madura, y la casilla "g3" un punto negro en la estructura de peones, mientras que toda la columna "g" se ve afectada por debilidades permanentes.] 19...£g5 20.¥f1 £g3 Obligando a las blancas a efectuar el próximo movimiento de rey y, en consecuencia, preparando la ganancia de un tiempo en la jugada 23. (A.A.) Ahora comienza una sutil danza de dama y torres por la columna "g". El agujero de "g3" será empleado hasta el final como trampolín para crear amenazas contra el expuesto rey blanco. ' 21.¢h1 £g7 22.£d4 ¥a6! Evidente y bueno. Al eliminar el defensor de "g2", las negras debilitan aún más la posición del rey contrario. 23.¦f2™ Las blancas no tenían elección (A.A.) 23...£g3!µ De paso que miran de reojo "e5", las negras consiguen expulsar a la torre rey blanca de su posición relativamente activa. 24.¦c2 [24.¢g1 no serviría debido a 24...¥xf1 25.¢xf1 £h2 26.¦d1 ¦af8 y no puede pararse 27.-- f4µ] 24...¥xf1 25.¦xf1 ¦ac8 La amenaza 26... Tc4 rquiere tiempo para trasladar la torre por la séptima fila, incrementando la presión sobre la columna "g" al máximo. 26.b3 ¦c7 27.¦e2 ¦cg7 28.¦f4 Las blancas han liberado finalmente a su dama. 28...¦c7 En algunas bases de datos hay aquí esta repetición de jugadas que el Campeón Mundial no reconoce. No obstante la mantenemos ante la duda de cual es la secuencia real 29.¦c2 ¦cg7 30.¦e2 ¦g6!

RUBIN2

Realizada esta jugada, se llega a una posición relativamente original, cuyas particularidad es la amenaza inmediata Th6 que condiciona la posición ya que colocarían a las negras en Zugzwang. Veamos a) la torre de f4 no puede moverse porque se pierde el peón de e5; b) la torre de e2 está atada por la necesidad de defender e3 y g2 c) el rey está paralizado debido a la amenaza de captura del peón de h3 d) la dama no puede jugar ni en la primera fila, por Dg2, ni en la columna de dama por Th3 e) por último, en caso de c4, las negras ganarían con d4 y si en vez de eso juegan b4 las negras continuarían con Dg7 y a Dd4 responderían con Tc8, amenazando Tc4. Por este motivo las blancas ofrecen un peón con la esperanza de cambiar una torre y debilitar así el ataque enemigo. (A.A.) 31.£b4 [Después de 31.£d1 ¦h6 por supuesto 32.£e1 defiende al rey, pero entonces (no es mejor 32.c4 debido a 32...d4; 32.b4 £g7 33.£d4 ¦c8µ Alekhine) 32...£g7 condena el peón de "e5"] 31...¦h6 32.h4 Obligado. No hay nada mejor para frenar la amenaza de mate.' 32...£g7?! [La linea ganadora 32...¦xh4+ 33.¦xh4 £xh4+ 34.¢g1 f4 no satisfacía el sentido estético de Alekhine. No obstante, a veces la busqueda de la belleza resulta poco práctica.] 33.c4 [Si 33.£d6 entonces 33...¦g6 34.¦ff2 f4 35.exf4 e3 y la defensa de la segunda fila se viene abajo.; o bien 33.£d4 ¦g6 34.¦ff2 ¦g4] 33...¦g6 34.£d2 ¦g3? 35.£e1?? Los cronistas de esta partida se han hecho eco de los comentarios de Alekhine, en el sentido de que a [35.¢g1? se contesta 35...d4 36.exd4 e3 37.£c2 ¦h3 seguido de 38.-- £g3; pero las blancas pueden jugar 35.cxd5! ¦h3+ Inforchess sobre comentarios deAlekhine: 'pero no es claro cómo se gana.' (35...exd5! 36.¦ff2 (36.£xd5 ¦h3+ 37.¢g1 £g3 38.¦xf5 £h2+ 39.¢f1 £h1+) 36...¦h3+ 37.¢g1 £g3 ganando.) 36.¢g1 £g3 37.¦ef2 y no hay mate a la vista. Una laguna en esta brillante producción de Alekhine. 37...exd5 38.e6 £xe3 39.£xe3 ¦xe3 40.¦xf5 d4 41.e7 ¦e1+ 42.¢h2+-] 35...¦xg2 0–1

8 comentarios:

Anónimo dijo...

asi si, las piezas se ven en el blog y se pueden reproducir partidas.

Anónimo dijo...

No deberías dejarte llevar por los excesos retóricos, que esto no es el Marca. Rubinstein tuvo una calidad enorme, pero SÍ fue menos grande que Alekhine. Por lo demás, gracias por la partida, que no conocía.

Saludos,
LERMA.

Daniel dijo...

Bueno lo de más o menos grande es cuestión de opiniones. Si no me falla la memoria, comprobaré la fuente en los próximos días, Bobby Fischer lo tenía por delante de Alekhine. Kasparov lo consideraba un Steinitz mejorado. Ambos son muy grandes. El Marca compara a Snejder con Di Stefano. Eso si es sensacionalismo.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hay cosas opinables y otras que no. Alekhine fue campeón del mundo y Rubinstein no, eso es un hecho.

Lo de Fischer no sé de dónde lo sacas, según Pablo Morán en su libro sobre Fischer (Su vida y partidas, Colección Escaques, Ed. Martínez Roca, pág. 64), cuando Bjelica le preguntó por los mejores ajedrecistas de la historia dijo "Morphy, Anderssen, Steinitz, Tarrasch, Chigorin, Lasker, Capablanca, Alekhine". Y si buscas "Fischer's list" en este enlace http://www.chess.com/article/view/best-chess-players
tampoco nombra a Rubinstein para nada.

En cuanto a Kasparov, es cierto que en el tomo I de sus "Geniales Predecesores" (pág. 193 y ss. de la edición española) vierte grandes elogios hacia Rubinstein. Pero al final termina reconociendo que "acaso la guerra, o tal vez deficiencias de carácter, impidieron que Akiba diese el último y decisivo paso", y terminó quedándose en el pelotón de los ilustres segundones con Keres, Bronstein, Korchnoi, Chigorin, Schlechter... excelente compañía desde luego, pero mejor aún la de los campeones.

Ciertamente tengo la mayor simpatía por la figura de Rubinstein y la mayor estima por sus méritos. Si te acuerdas mandé un mensaje a la lista de correos celebrando los 100 años de su obra maestra contra Rotlewi. Pero creo que Alekhine está por encima, aunque todo es discutible.

Saludos,
LERMA

Daniel dijo...

El dato lo estoy buscando pero entre tanto libro me llevará un tiempo. Por otra parte tampoco debemos volvernos locos porque uno haya sido campeón del mundo y otro no. La mejor época de Rubinstein coincidió con los años de Capablanca campeón del mundo. Me parece como si ponemos una Korchnoi-Kramnik y decimos que Vladimir fue campeón del mundo y Viktor no. Es un ejemplo un poco más exagerado pero está claro que los mejores años de cada uno no coincidieron en el tiempo.
De todas formas dije que eran igual de buenos, no mejor Akiba.

Anónimo dijo...

Por mí no te molestes. Al fin y al cabo es tu blog, así que no te voy a llevar la contraria. Te acepto a Rubinstein como animal de compañía.

Saludos,
LERMA

Daniel dijo...

Hombre no te vas a rajar ahora que la cosa se animaba... Dijiste que Alekhine era mejor y a muerte con eso. Propongo que dejemos que decida Fischer. Si encuentro el texto en el que apoya a Rubinstein me darás la razón y dirás visca Barça tres veces publicamente. Si no lo encuentro te daré la razón a ti y admitiré publicamente que quizás el Grupo este año pueda aspirar al título. Un saludo.

Artus dijo...

Lo que diga Fischer...

Rubistein podría ser muy bueno, pero fuera por la guerra, por la enfermedad... no llegó al nivel de Alekhine, aunque quizás hubiera sido Campeón del Mundo si se llega a enfrentar en un match a Lasker. Pero como no lo hizo...

La mejor época de Rubistenin no fue con Capablanca campeón, sino con Lasker.

De todas formas a Alekhine siempre se le nombra como uno de los mejores de todos los tiempos. Si ahora se le coloca tras Rubistein...